Hoy, a las 15:00 horas,  el Moviment de Critica Radical ha organizado un acto simbólico de homenaje a Ferrer, y los  asistentes hemos depositado un triángulo,  sugerido por Jordi Ventura, de acacia y rosas rojas.  He reivindicado el acuerdo del Ayuntamiento de Barcelona de 9 de septiembre de 1931 de alzar en el lugar más visible de la montaña de Montjuïc un monumento en memoria del pedagogo librepensador, que constituya, además, un revulsivo a favor de la cultura laica, del antidogmatismo y de la tolerancia.