Roger [Leveder] me dedica su libro, durante una velada en el Mas Lilou: Estás loco, me dijiste, y me alegro de serlo [sic] y de comprobar que compartimos las mismas maravillosas locuras.

Advertisements