Le remito a Juan Carlos Maresca y a Glòria Tatxé la propuesta de enmienda que me encargaron para tratar de conseguir la exención en el Impuesto sobre el Valor Añadido de las prestaciones de servicios realizadas por las corporaciones y asociaciones dedicadas a la administración de arbitrajes de Derecho privado.