A las 19:30, sesión necrológica por Laureano López-Rodó en la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras. Intervienen Jordi Carreras, Claudio Colomer y José Ángel Sánchez Asiaín. Grato encuentro con Carlos Sancho. ¡Qué distintas veo muchas de las cosas que se dicen! En las Academias, como en el Estado, no hay solución de continuidad entre las épocas. Las personas de una y otras se encuentran, se desencuentran o se suceden. Y, normalmente, es positivo que sea así, salvo cuando interfiere la violencia y mueren seres humanos asesinados por sus enemigos. Insisto en la dimensión positiva: las Academias traspasan los límites de los regímenes políticos y simbolizan la pervivencia del afán científico y el propio espíritu del país al que sirven.