Homenaje de la Universitat de Barcelona a los supervivientes catalanes del nazismo de Mauthausen
SILVIA TAULES

BARCELONA.- Fueron los perdedores de una guerra en la que nadie venció. Y ahora, medio siglo después, piden que su dignidad sea restituida. O, al menos, su recuerdo.Eran jóvenes, niños, mujeres y hombres que lucharon por la libertad de la República en España, y que por ella murieron en vida. No todos los catalanes que fueron torturados en el campo de concentración nazi de Mauthausen siguen vivos. Pero aunque muchos murieron en los campos, otros muchos lograron sobrevivir. Y la Universitat de Barcelona (UB) ha escuchado las voces de los supervivientes, ha oído su clamor y ha decidido poner remedio a tantos años de olvido.

Porque «el olvido es una forma de complicidad». Así lo dijo Joan Francesc Pont, delegado del rector, el pasado martes, después de que la UB se haya proclamado en contra del fascismo, en todas sus vertientes. En las jornadas, que coinciden con el aniversario de la liberación del campo de Mauthausen, la asociación Amical Mauthausen ha sido la invitada de honor, y el martes por la tarde, el rector, Joan Tugores, concedió la medalla de la universidad a 28 catalanes que sufrieron en su piel la quemazón del nazismo.

 

De un artículo publicado en EL MUNDO el 17 de mayo de 2004