Ahir, viatge d’anada i tornada a Gant, per participar a una Tinguda de “La Luz”, la Lògia ambassadora de la GLSE a Bèlgica. A l’Aeroport compro “Astrid”, la biografia de la jove reina morta a un accident als 29 anys. Avui li regalo a l’Astrid amb aquesta dedicatòria:

A Astrid,

Un libro sobre una princesita sueca que fue reina de los belgas, un mito que está en el origen, entre otros, del nombre que llevas. Con mi deseo de que descubras en las raíces de tu educación librepensadora que la felicidad no es un estado, sino un momento; que los momentos no están reglados ni previstos; que los códigos de conducta fijos son cadenas de sumisión; y que nada puede superar la fuerza de un instante imprevisto y espontáneo.

Un beso,

JF