Me escriben Juan e Inés Guzmán, ya instalados en Chile a punto para empezar sus vacaciones veraniegas:

Con Inés recordamos cada momento pasado con Uds., con gran cariño y gratitud. Todo estuvo magnífico. Además, su cariño y hospitalidad nos emocionaron profundamente. Hoy partiremos a la costa. A nuestro rincón en Tunquén, que Uds. van a tener que conocer.