Anoche, en la reunión de los Alumni de Derecho de ESADE, en las magníficas instalaciones de CREÁPOLIS en Sant Cugat del Vallès -cuyo vicepresidente es Francesc Santacana-, Juan José López Burniol acabó su discurso de aceptación de uno de los premios diciendo: los juristas podemos ser los intendentes de los poderosos, pero no somos sus palanganeros.