De la incansable actividad organizativa de Javier Otaola surge este debate Maura-Ferrer, cien años después, entre un biznieto de Antonio Maura, Fernando Maura, y el biznieto substituto de Ferrer en el que, a veces me comentan algunos amigos,  me he convertido. El foro: la sección alavesa de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País en Vitoria-Gasteiz. Entre el público, algunos buenos amigos y mucha gente interesada. El tono: suave en las formas, contenido, sin evitar algunas asperezas insoslayables, en el fondo.

Y una segunda parte, en forma de cena – coloquio, en el Club de los Iguales, primero sobre el tema de la sesión y luego, a tumba abierta, sobre lo divino y lo humano.