Jorge Lasheras nos ha convencido hoy a todos en el almuerzo de los lunes del Rotary Club de Barcelona Mar: la cúpula de Barceló en el Palacio de las Naciones de Ginebra no sólo no se cae, como afirman con reiteración maledicente las leyendas urbanas, sino que goza de muy buena salud. En la sala XX, bautizada como de los Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones, la cúpula simboliza la complejidad, es decir la característica más relevante de las relaciones entre los pueblos, y, por tanto, el fenómeno que debe tratar de comprenderse si se quiere avanzar hacia la paz. La complejidad no admite la reducción a esquemas porque la mirada con la que se nos observa da una imagen distinta de la mirada con la que observamos nosotros. La sala XX es la contribución más importante de España al multilateralismo ginebrino desde que ocupó en aquella ciudad su destino don Salvador de Madariaga.

Jorge Lasheras es el director general de la Fundación Onuart:

http://www.fundaciononuart.es