Razonadas y razonables palabras las del director saliente de la Real Academia Española ,  Víctor García de la Concha, en EL PAÍS SEMANAL de hoy. Hay que volver a lo básico: a enseñar a leer y a escribir, a leer en voz alta, a recitar, a discursear. Es lo que nos enseñaron a nosotros en la escuela. La ortografía que yo sé es la que aprendí a los diez años.  Lo suscribo plenamente. La ortografía castellana la aprendí a los diez años; la francesa, a los once; la inglesa, a los trece; la catalana, a los diecinueve, por las anomalías de la Historia que sufrió este país. Sólo la primera se grabó de tal forma en mi mente que ha resultado ser indeleble.