La prevaricación es un delito que consiste en dictar, a sabiendas, un acto injusto. Argumentar que alguien ha prevaricado sin enriquecerse es como decir que alguien ha cometido un asesinato sin despeinarse.