La quinta sesión del Seminario de Derecho tributario empresarial se congrega, puntualmente, a las 09:30 horas del 19 de marzo, con la ausencia más que justificada de nuestros compañeros valencianos, en el Aula 9A del edificio de Diagonal, 696 de la Facultad de Economía y Empresa de la UB. Algún griterío esporádico nos recordará que alguien está impartiendo un curso de “liderazgo” con las técnicas al uso. Es la rica heterogeneidad de una facultad como la nuestra…

Mi ponencia sobre “El contribuyente, el representante y el asesor fiscal ante la Inspección de Hacienda” rompe el fuego con una reflexión poco frecuente en la doctrina sobre el elemento subjetivo pasivo de la relación jurídica de inspección, una cuestión mantenida en una cierta borrosidad, quizás por la reticencia, si no el rechazo, de la Ley General Tributaria a la hora de acoger en su articulado la figura del asesor o consejero tributario, y por la distancia con la que se contempla en el procedimiento la garantía del derecho de defensa.

Maria Dolors Toregrosa expone, tras la ritual pausa para el desayuno, la evolución de la doctrina y de la jurisprudencia sobre “El tratamiento del IVA en la Psicología y en las especialidades paramédicas”, una cuestión que el Seminario había estudiado en 1998, alrededor, entonces, de la cirugía plástica y reparadora, y que merecía una puesta al día, mediante un nuevo diálogo del Derecho interno con el de la Unión Europea.

En tercer y último lugar, pero no por ello menos importante, José María Tovillas Morán, desgrana un análisis  crítico de la jurisprudencia sobre “Actuaciones irrelevantes, diligencias argucia y no interrupción del plazo de prescripción del derecho a liquidar”, un estudio que ha de constituir una referencia inexcusable tanto en la Teoría (del procedimiento) como en la Práctica (del ejercicio profesional).