Alquimia coral:

Begoña Trismegista

El Raval. Barcelona. Teatro Romea. Falta poco para las ocho de la noche. Cerca de 500 personas atienden a la convocatoria del Supremo Consejo Masónico de España, para asistir al concierto La Música de las Luces, en beneficio de Punt de Referència la asociación que ayuda niños extutelados. En el Hall del Teatro una ceremonia de encuentros, abrazos, saludos, presentaciones, y complicidades fraternas… El conocido actor Mingo Ràfols sube al escenario, el agradecimiento a la Directora del espectáculo provoca los primeros aplausos, y el coro masculino arranca con las primeras cantatas masónicas de Mozart para verse progresivamente fundido con el coro femenino: ha nacido Coralberldi, creado exprofeso para este concierto. Voces mixtas que acogen en escena a Begoña Alberdi… su voz arranca el más profundo silencio, -la desnudez absoluta del neófito ante las puertas del templo-, y un desbordante entusiasmo se derrama en aplausos y bravas … Y el momento cumbre, el Aria de Pamina, la voz clara, transparente, imposible, trismegista, limpia, que abre el corazón y aboca al llanto, -Begoña mágica, entregada, artista total,… piano, violines y violonchelo…Y ya la percepción compartida de una noche histórica, única, irrepetible…bises y bises y aplausos, …un público que se resiste a abandonar el teatro sin felicitar a los cantantes como el verano en Barcelona que se resiste a ser otoño, por miedo a perder la magia conquistada.
Una crónica de Carlo Rosselli.·. en EL MASÓN APRENDIZ