Leo esta noticia:

– La Mezquita de Córdoba fue construida entre los años 780 y 785 por Abderramán I. Doce siglos después, el 2 de marzo de 2006, la Iglesia Católica inscribió el inmueble a su nombre en el registro de la propiedad número cuatro de Córdoba (tomo 2381, libro 155, folio 198). El trámite costó apenas 30 euros.

Y pienso que nuestros poderes públicos carecen, a menudo, de sentido de Estado y, lo que es peor, de sentido común.