Ha muerto Ana María Matute… que me hizo “volver” a Mansilla de la Sierra y aprender el castellano y amar una lengua que fue el vehículo de transmisión del liberalismo emancipador del XIX, la superación del carlismo y del absolutismo, un itinerario de libertad. Ha muerto Ana María Matute, una barcelonesa universal, una exponente ilustre de la Barcelona laica y librepensadora, abierta y tolerante, que es la mía. La Ciudad capaz de acoger la diversidad y de hablar en todas las lenguas. Te seguiremos leyendo y haremos que te lean las nuevas generaciones.