Del Ayuntamiento de Valencia, para explicar que el Consistorio no va a ir al Te Deum en la Catedral: “Desde el consistorio han explicado que como el Ayuntamiento es un poder del Estado y el Estado es aconfesional los máximos representantes del Consistorio no pueden participar de forma activa de esta tradición con carácter religioso”.

 

La solución es correcta, pero no el razonamiento: Como La Iglesia Católica es una confesión y de acuerdo con el artículo 16 de la Constitución “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, sus celebracones no deben acoger a los poderes del Estado en cuanto tales y sí pueden hacerlo, por supuesto, con cualquier ciudadano, aunque ocupe un cargo público…

Parece lo mismo, pero no lo es: el Estado no es aconfesional, son las confesiones las que no son estatales.