Leo en LA VANGUARDIA las propuestas de CIUDADANOS para el presupuesto municipal del Ayuntamiento de Barcelona. Cito algunas con las que estoy completamente de acuerdo y con las que debería estar de acuerdo un pacto entre Barcelona en Comú, Esquerra Republicana y el PSC: reorientación del plan especial urbanístico de alojamientos turísticos, levantamiento de la moratoria hotelera en los distritos sin presión turística, reformulación de las ordenanzas de terrazas, un plan de seguridad para impedir el top manta, desalojo de todos los inmuebles de titularidad municipal ocupados ilegalmente, un calendario para la devolución de las cantidades prestadas a la Generalitat y proscribir el enchufismo de familiares y amigos. Si éstas son las condiciones de C’s para aprobar la prórroga del presupuesto con un capítulo nuevo de inversiones, ¿alguien me puede explicar dónde está la dificultad?