La buena amiga y compañera Marina Romeo me manda una nota sobre el fallecimiento del Doctor Jaume Almenara Aloy. Jaume fue un gran compañero y un buen amigo durante la intensa década de los noventa, cuando formó parte del equipo de entusiastas que nos lanzamos a construir la formación de postgrado en Empresa de la Universidad de Barcelona, en la Escuela de Empresariales y en el Instituto de Formación Continua (IL3). Jaume venía de una facultad “lejana”, Psicología y nos aportaba un montón de conocimientos que desconocíamos y que, sin embargo, eran imprescindibles para la dirección de empresas. Creía que era más joven, parecía más joven, y me han sorprendido hoy sus 75 años. Le recordaré siempre por su trato y por lo que aprendí de él.

Anuncis