You are currently browsing the tag archive for the ‘Juez Guzmán’ tag.

Me escriben Juan e Inés Guzmán, ya instalados en Chile a punto para empezar sus vacaciones veraniegas:

Con Inés recordamos cada momento pasado con Uds., con gran cariño y gratitud. Todo estuvo magnífico. Además, su cariño y hospitalidad nos emocionaron profundamente. Hoy partiremos a la costa. A nuestro rincón en Tunquén, que Uds. van a tener que conocer.

Anuncis

Me escribe desde Madrid Alexánder Sequén-Mónchez para contarme que el acto del Dr. Juan Guzmán Tapia en Casa de América ha sido  un éxito. La conferencia tuvo como marco un público numeroso y la presencia del juez Baltasar Garzón. Hubo una inesperada, pero fructífera agenda de prensa. Esta mañana ha dejado al matrimonio Guzmán comiendo en el Café Gijón, para que luego pudieran ir  de visita a los museos. A las doce de la noche, volarán de regreso a Santiago.

Pont abraza a GuzmánGuzmán - Carod - Gil

Mi respuesta al discurso del Juez Guzmán

Me costará olvidar el 17 de enero de 2008 y el cúmulo de emociones vividas durante el ingreso en la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras de Juan Guzmán Tapia. Por ahora, éste es el texto completo de mi discurso de contestación, que durante el acto adoptó un formato reducido a la duración reglamentaria de 15 minutos.

No puedo cerrar los ojos aunque ya hace una hora que me he metido en la cama. Tengo esa sensación de felicidad que sólo se experimenta ocasionalmente aquellos días en los que algo o alguien ha conseguido despertar sentimientos afectivos tejidos de alguna novedad o descubrimiento. Esto es lo que ha ocurrido hoy y ha tenido un momento muy especial cuando en el after dinner speaking, tan a menudo formulario, Juan Guzmán nos ha llamado a todos hermanos y hermanas, ha expresado su chilenidad abierta hacia la hispanidad y en ella a la catalanidad, y ha confesado con un tono de voz que no admitía dudas que éste era uno de los días más felices de su vida. Carod-Rovira lo tenía difícil después del clímax, pero ha ejercido su tarea de anfitrión con suma elegancia, agradeciendo en la persona del Juez la acogida generosa en 1939 a los exiliados catalanes del Winnipeg, entre quienes figuraban Ferrater Mora i Pere Quart. La cena ofrecida por la Generalitat de Catalunya en el Palau Reial de Pedralbes ha tenido el ambiente que me gusta imprimir a las celebraciones. La cuidadosa colocación de los invitados en las mesas, cuando aciertas, produce un efecto inmediato: ¡la gente se lo pasa bien! 

Guzmán, Cascio y PontJuan Guzmán a l’IL3/Empresarials UB

Andrés Cascio recoge al Juez Guzmán en el Ecuestre, mientras Inés aprovecha para seguir redescubriendo la Ciudad. A las doce nos congregamos en la Sala de Juntas de la Escuela de Empresariales para oír de Guzmán una descripción impecablemente jurídica de los procesos incoados en Chile contra Augusto Pinochet Ugarte. La directora, Esther Subirà, le da una cariñosa bienvenida y Guzmán se interesa por el origen nacional y profesional de los asistentes quienes, en su mayoría, son juristas matriculados en cursos de postgrado y procedentes no sólo de nuestro país sino también de diversos países latinoamericanos, incluido Chile.

Los ochos años dedicados casi exclusivamente a noventa y nueve causas fluyen con naturalidad y discreción, sin afán de protagonismo: vemos al Juez enfrentado a hechos que van apareciendo brutalmente ante él –un cadáver tras otro- y a una parte de la sociedad que le pide que sea ciego, mudo, sordo y manco. Éste creo que fue el principal conflicto que sufrió Juan Guzmán, conflicto que resolvió en la única dirección permitida a un bonus iudex. Pagó por ello un alto precio y los homenajes de estos días intentan ser sólo una expresión de fraternal agradecimiento desde la militancia activa por la ciudadanía.  El coloquio muestra el cariño de los asistentes por el Juez, el agradecimiento de los juristas por su amor a la justicia y a la humanidad y el interés por saber cómo se desarrollaron los procesos y cómo el Juez resolvió en su interior los conflictos que se le planteaban. Guzmán contesta con la sinceridad que el ambiente creado admite. Almorzamos después en la cafetería de la Escuela con algunos de los profesores asistentes: José Manuel Calavia, Joan-Carles Bailach, Maria Dolors Torregrosa, Antonio Travería, Paco Martínez Soria, Andrés Cascio, Andreu Farràs, de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, y yo. La conversación sigue sin solución de continuidad hasta que se hace tarde y Andrés y José Manuel se ofrecen para acompañar a Juan Guzmán a su alojamiento y permitirle descansar. Pero cuando pasamos por delante del Aula 10, con más de cien alumnos bajo la batuta de Eduardo Resbier, Dolors, Andrés y el Juez son invitados a dirigir unas palabras, que son correspondidas con aplausos sinceros de solidaridad y de admiración. La improvisación sigue siendo una fuente de buenos momentos.

 

He recogido a las diez y media a Juan Guzmán y a su esposa Inés en la Terminal B de El Prat. Han llegado con una razonable puntualidad, aunque cansados del viaje intercontinental en Iberia. Tienen muchísimas ganas de visitar el Museo Picasso y la Fundación Miró y también de volver a recorrer las calles que fueron el escenario en 1970 de su luna de miel. Les he dejado descansar en una de las acogedoras habitaciones del Círculo Ecuestre.

A las nueve de la noche, cenamos en el Ecuestre con los Guzmán Joan Ramon Rodoreda, Edu Rodés, Manel Mor y yo. Con naturalidad, recreamos espontáneamente la atmósfera de nuestras veladas santiaguinas, la combinación entre la serena humanidad del juez y el atractivo personal de Inés.

Todo estaba, aparentemente, preparado para que la cena de hoy hubiera sido en el Casal Català de Santiago, pero una intuición me ha hecho acercarme hasta su sede, acompañado de José Daniel Barquero. ¡El edificio está abandonado, aunque entre los restos de su actividad hallamos en una vitrina entreabierta un pendón de Santa Eulalia! Se nos ocurre llevárnoslo para restituírselo a una madre patria tan poco cuidadosa, pero descartamos, prudentemente, la idea. Le pido auxilio, una vez más, a Rosa María Valverde y la correspondencia entre el Círculo Ecuestre y el Club de la Unión hace el resto. Reconvocamos la cena para las 21:00 horas en el salón Los Españoles, de la sede histórica del Club de la Unión.

Largo aperitivo en la balconada del primer piso del venerable edificio casi desierto durante las noches. El juez Guzmán llega acompañado de su madre, Raquel, y de una de sus hijas. En un aparte imprevisto, me cuenta el juez sobre amigos y enemigos, sobre las tres grandes tendencias de la política chilena, sobre los gritos maleducados que piden silencio y sobre los silencios sufrientes que merecerían el consuelo de alzar la voz. En el salón, flores para las damas que he encargado en una tienda cercana propiedad de una española, feliz de cobrarme en euros, algo poco habitual todavía por estas tierras. Leemos, por turnos, poemas de Juan Guzmán Gurruchaga y nos emocionamos de la poesía, de la situación, del momento. Y, con una cierta solemnidad, le entrego al juez como homenaje de mi Universidad  la placa “Manuel Mallén”, que conmemora la vida de un profesor de la Escuela de Altos Estudios Mercantiles condenado durante muchísimos años al silencio terrible de una dictadura antiilustrada.

Santiago de Chile. Aunque la cena oficial con el juez Guzmán está fijada para mañana, nos llama para un encuentro informal en su casa alrededor de las ocho de la tarde de este domingo poco primaveral. Vive el juez en una casa unifamiliar de Providencia, a pocos minutos de mi hotel. En la esquina, en un coche de la policía que le protege, sus integrantes se entretienen viendo la televisión. Sale el propio juez a abrirnos la cancela y en pocos minutos nos hallamos en el sofá de su salón enfrascados en una conversación espontánea y libre, sorprendentemente transparente, sobre la vida del juez durante los últimos cinco años, en los que ha instruido y todavía instruye cuatro grandes causas por crímenes cometidos durante la dictadura militar, en una de las cuales, llamada caravana de la muerte, figura como imputado el mismísimo general Augusto Pinochet.

Categories

Arxiu

RSS i Marcadors Socials

AddThis Feed Button Bookmark and Share BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog